¡Sí, volvimos a ser pequeños!

Por bien que la edición de este año de El més Petit de tots nos haya supuesto un gran desafío, al fin podemos exclamarlo: el pasado mes de noviembre ¡por fin volvimos a ser niños!

Este año estamos especialmente satisfechos, ya que hemos logrado transitar por espacios desconocidos e incluso hemos podido subirnos ¡a las nubes! Efectivamente, hemos organizado por primera vez El petit als núvols, una apuesta que nos ha conectado con amigos profesionales de todo el mundo y que nos ha permitido seguir reflexionando, aprendiendo, indagando, etc. sobre las artes en la primera infancia. Esto ha sido posible gracias al V Encuentro Internacional de Artes para la Primera Infancia y a todos los programas vinculados a nuestro festival, Mestres que es mouen y Artistes que es mouen.

Convencidos de que el arte en la primera infancia es un activo esencial, la nube también nos ha permitido compartir experiencias artísticas con las familias. De este modo (conectados), hemos podido seguir jugando, experimentando, investigando, etc., con el fin de acercar las artes a nuestros pequeños desde muy temprana edad. Esta es, en efecto, una de las lecciones más importantes de la vida: saber detectar la importancia de la cultura en todas las etapas de la vida.

A pesar de todo, también hemos podido disfrutar de experiencias presenciales gracias a los más de 60 talleres para niños de 0 a 5 años que tuvieron lugar en las escuelas. Incluso pudimos concluir el festival representando espectáculos familiares ¡en teatros abiertos!

Todo esto ha sido posible gracias a la perseverancia de un equipo profundamente comprometido, así como de los teatros de Sabadell, Igualada, Barcelona, Lleida, Olot, Benicàssim, Sant Cugat, Tordera, Granollers, Viladecans y Montcada i Reixac. También aprovecho esta oportunidad para agradecer a los artistas que, con una mirada abierta, se han mostrado dispuestos a hacer lo que fuera para impulsar el festival en un año lleno de adversidades. Por último, me gustaría destacar el apoyo de las instituciones que han seguido confiando en nuestro proyecto.

Gracias a todos por estar ahí y por compartir nuestra idea de que el arte nos alimenta y nos hace crecer.